lunes, 30 de agosto de 2004

Vicio




¿Quién se puede resistir?

domingo, 29 de agosto de 2004

Haciendo el vago




Llevo unos días totálmente apático. Creo que 30 días de vacaciones seguidos son demasiados (¿yo he dicho eso?).

En fin, si me buscas aquí estaré tirado, tan feliz, a la sombra, sobre este cómodo tejado.

viernes, 27 de agosto de 2004

Tiempo digital




El tiempo siempre ha fascinado al mundo por su continuidad, por su fluir sin saltos, creando siempre preguntas del tipo ¿Cuando termina el tiempo? ¿Por que 1 hora nos puede parece más larga o más corta según las circunstancias?.

La medición del tiempo ha aportado mucho a diversas teorías como la ya famosa "teoría de la relatividad", y los problemas que suscita su comprensión dieron lugar al llamado cálculo infinitesimal.

La paradoja es que actualmente la medición del tiempo se realiza mayoritariamente con sistemas digitales, a saltos de 1 segundo, una décima de segundo, una centésima de segundo. Tiempos bastante pequeños pero que van dando saltos por los barrancos del infinito.

lunes, 23 de agosto de 2004

Amarrado a ti





He pasado unos días amarrado a ti, en la seguridad de tu puerto. Suavemente mecido por tu brisa, en casa, a salvo.

Cada vez me cuesta más soltar amarras y salir al mar. Al partir sólo pienso en el momento en que vuelva, para pasar la noche en vela mientras te cuento mis aventuras en mar abierto y ese será el mejor de los momentos.

jueves, 19 de agosto de 2004

Pastel calendario





Como hoja del calendario que marca el paso de los días, el trozo de pastel de cumpleaños marcaba el paso de los años.

Y cada año el pastel se parecía más al del año anterior. Llegó un momento en el que a él le parecía siempre el mismo. Tal vez, pensó, mi vida es demasiado monótona.

martes, 17 de agosto de 2004

Soledad en compañía





Primeras horas del día. Es Agosto, pero la playa está vacía, a excepción de dos viejos amigos, que saben que es el mejor momento para disfrutar de una playa solitaria y una buena amistad.

domingo, 15 de agosto de 2004

Sólo era fachada





Siempre estuvo más preocupado de como le veían los demás. Tanto se empleaba en mantener esa falsa imagen de cara al resto que un día se dió cuenta de que en su interior no quedaba nada de su verdadero yo.

Todo su interior estaba vacío, a excepción de los puntales que sostenían su fachada.

sábado, 14 de agosto de 2004

Tan estrecho que no cabía ni el cartel





Al más puro estilo del proyecto cartele. Esta es una de esas pequeñas cosas que nos hacen sonreir sin pretenderlo.

Cosas nuevas




Esta es la impresión que tengo de este photolog.

Como cuando uno se instala en una casa nueva. Lo primero que llama la atención es la falta de luces en el techo, y casi lo primero que se hace es poner unas bombillas para iluminar cuando llegue la noche.

Pues aquí estamos con la ilusión de una casa nueva, con la intención de ir completándola poco a poco.


Declaración de Intenciones:
Hace tiempo que me di cuenta de que ya no miramos, sólo vemos. Si hacemos distinción entre escuchar y oir también debemos hacerla entre mirar y ver.
Deberiamos ser más conscientes de las pequeñas cosas que nos rodean.
Así que esta es mi declaración de intenciones, mirar y captar esas miradas para compartirlas con quien pase por aquí.

miang