martes, 24 de julio de 2007

Una verdad "cómoda"

El título de "una verdad incómoda" parece más bien que se refiere a incómoda para George Bush. En esta película Al Gore nos muestra con datos realmente aplastantes la realidad del cambio climático y el daño que le estamos haciendo al planeta, tambien se nos muestra lo erróneo de haber votado a Bush y no al propio Al Gore.

Porque al final, después de ver la película uno se da cuenta de que no se compromete a la industria como culpable del cambio climático. Parece que somos nosotros los ciudadanos de a pie los responsables. Al gobierno de los Estados Unidos se le culpa de manipular los medios de comunicación para aparentar que el cambio climático es una leyenda.

Sólo hay un momento en que se nombra de pasada a la industria, cuando se dice que las empresas automovilísticas de Estados Unidos no fabrican coches energéticamente eficientes.

La película realmente es muy instructiva y nos abre los ojos ante la realidad de lo que se nos viene encima si no hacemos algo antes de los próximos 10 años. Pero creo que el título no es realmente el apropiado. Tal vez Michael Moore pueda hacer una segunda parte más inicisiva.