domingo, 25 de julio de 2010

Mark Knopfler

Andando despacio, y con voz cansada se presentó Mark Knopfler en Murcia, un problema de salud que desconozco le forzaba a actuar sentado. Así ese hombre sentado en el escenario con su voz suave parecía poca cosa, pero cuando los dedos del señor Knopfler bailan en la parte baja del traste se convierte en Dios.

Mark Knopfler sabe que tiene al público en el bolsillo, y cualquier tema que interpreta es bienvenido, pero debería habernos dado algo más de las canciones de Dire Straits. Después de ejecutar el "Sultans of Swing" de forma maravillosa el público estalló en la mayor ovación de la noche, sólo por eso, sólo escuchar a Mark Knopfler interpretar ese tema valía por todo el concierto. Que poco parece, pero cuanto significa.